SALTA CÓMPLICE Y CULPABLE La sociedad del negociado ´pr el voto popular, se olvida de las muertes indígenas.-

Los delitos contra los pueblos indígenas, cometidos estos últimos años, son tan aberrantes que no es posible volver a describirlos: los femicidios, violaciones y abandonos, no tienen explicaciones.

Salta, olvidó rápidamente a las niñas abusadas y las familias de las niñas asesinadas, las que no tienen, ni tendrán nunca, más Navidades o fiestas. Las niñas Indígenas y sus familias, transformadas por toda la sociedad salteña en entes inertes, invisibles, en el silencio del monte, sin paz en los corazones que no pueden ni clamar por Justicia. Los olvidados por la Provincia, la pesada deuda que nos lleva puesto a todos.

Salta conoce la verdad, conoce a los responsables directos, la Justicia provincial archivó los expedientes y junto a los tres Poderes políticos, se fueron de vacaciones.

La complicidad del pueblo, deshonra el valor y principio de su origen. Güemes estaría orgulloso de fusilar a varios y el Pueblo festejaría que la Justicia llegue como corresponde.

Otro año más que saldrán a buscar el voto de los salteños y salteñas, que ya están agazapados para pedir algo a cambio, vender o regalar su voto. Un 2023 dónde la complicidad es total, llegó a todos, los que callan y los que vociferan, otro año más que olvidarán que la sangre derramada de inocentes niñas y mujeres, está en las manos de los mismos que inician la campaña política con la alianza estratégica del apoyo de un pueblo salteño.

La legislatura provincial al mando de Mashur Lapad es la vergüenza de cada ciudadano que intente opinar una respuesta, en virtud de que la existencia del conocido turco como legislador es de casi 30 años y va por más con tu voto de apoyo, le otorgarán un premio de 4 años más de gestión al senador indiferente hacia las muertes de indígenas y regente de todos los negociados existentes en el norte salteño.

Salta es culpable por callar y vivir en silencio en el medio del horror que se nos hizo carne, Salta es culpable por aceptar la oferta cómoda del delito que te beneficia en lo personal.

Salta no es la linda, Salta es la que permite que maten violen y destruyan lo lindo de salta, la otra salta quedó en minoría.

Los festejos continuarán según las fechas del calendario, la diversión tapará un tiempo más las miserias delictivas y lo sucio de cada uno; y será muy difícil, razonar que nos seguimos revolcando en el mismo lodo en el que aceptamos vivir.

Queda una opción y es mirarnos a los ojos, llorar, abrazarnos, reconocer que lo hicimos mal y que todo no está perdido, luchar por la verdad, por la equidad y la justicia, comenzar a participar, exigir respuestas, corregir, capacitarnos rápidamente y ser uno mismo, el propio candidato del pueblo que ponga fin y orden a tanto sufrimiento consentido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *