Nos envían multiplicidad de imágenes y videos de todos los sectores partidarios militando sus listas para este 6 de octubre en SALTA, cuando las fuerzas electorales se midan en las PASO. Recibimos el registro de cuando el intendente de Cambiemos en Salta, GUSTAVO SÁENZ, negocia con vecinos para que "trabajen" a su favor a cambio de alimentos.

Los bolsones, ese comercio maldito del hambre y la miseria generadas por este modelo económico que le va muy bien, sostiene y promueve, personas como el jefe de la capital norteña. Con este sistema de premios y castigos, la dialéctica del amo y el esclavo, se manifiesta en una actitud vil, ruin, cruel y nada ética que suyuga la libertad, la dignidad y el respeto de un ser humano, atenido al poder.

Sáenz hace gala de todo aquello que debe quedar en el pasado doloroso de una Argentina que ve agotarse el viejo esquema dirigencial, donde el que lo tiene todo, abusa de quien no tiene nada. "Si vos laburás conmigo, laburás conmigo" dice el pre candidato. Escuchá el video, observá cuando el cliente político, así como lo tratan al vecino; le comenta que personal de la Cooperadora le ha quitado un cheque de cinco mil pesos, destinado a dar de comer a chicos de la zona. 

Hasta qué punto el odio inusitado sobre las personas en situación de pobreza, no pertenece a una perversión de quien debiéndose a la función pública para la que fuera elegido en la buena fe del elector, no hace más que usar los recursos estatales a favor de sus propios intereses. No es un invento, es la realidad captada por los protagonistas de este descaro que daña a la democracia y al ejercicio real de la política.


0
0
0
s2sdefault

Artículos de la misma categoría

Breadcrumbs

Puede interesarte