Elio Fernández, wichi sin comunidad que anticipa su próxima proclamación como el gran jefe de todas las comunidades originarias, bajo una bandera que le asegure el manejo total de la política y la representación de la etnia que vive en el Chaco Salteño.

Fernández admitió no conocer cuántas son las comunidades pero adelantó que las visitaría para mostrar la bandera que él mismo diseñó con el fin de ser un Jefe Indio en lo que considera una crisis de los caciques comunitarios que no estarían en condiciones de ejercer un cargo en medio de la política del Hombre.
"Empezaré a distribuir en todas las comunidades del gran chaco" dijo al referirse sobre el mecanismo para dar a conocer su decisión de manejar a las comunidades wichí.
Elio Fernández, quien se identifica con la derecha de Bolsonaro en Brasil, Olmedo en Salta y Macri a nivel nacional, asegura que será la sorpresa de la campaña elecoral del presente período: "mientras corra el tiempo irá escuchando mi nombre" destaca de modo jactancioso, su declaración en un grupo de WPP que reúne a periodistas y del que forma parte para ocasionales intercambios de opiniones sobre los dichos de trabajadores de prensa.

Pero etnia y comunidad son conjuntos sociales que no están sintetizados en una persona ¿verdad?

Si hablamos de socio política es complicado, pero no entra en esta cuestion, vamos al punto que se presentará, y en ellas otros proyectos. Que se van a ir remarcando. Avanzamos con un espacio muy distinto; contestó Fernández en el breve ida y vuelta.
Convencido que el gran hecho de impacto político será su bandera, dijo: "Estuve analizando las otras banderas, es en referencia a su topónimos marcado en cada región, pero la representación a un Wichi es el tejido y en torno a ella esta su cultura (...) Cada comunidad tiene su bandera, pero esta englobaria en su totalidad"

¿Se proclama cacique de todas las comunidades wichi? fue el interrogante hecho a Fernández, quien respondió: "Repito no estoy a cargo de ninguna, ni lo quiero ya que voy por el totalitario"

La autoproclamación sucedida en Venezuela, parece contagiar a otra escala al fundamentalismo del desconocimiento y de este modo, instrumento de la ambición ajena. Elio Fernández se olvida de sus raíces y se adentra en las mañas de la política del criollo.

"Ya hay tres banderas propuestas"
TICHIL
La aclaración al caso la realizó el maestro bilingüe y cacique de STA VICTORIA 2, Aniceto Tichil Mendoza, quien preside el único centro cultural nativo en el Chaco Salteño; TEWOK. Mendoza, declaró: "yo no soy evangélico, yo mantengo mi cultura y mis creencias y no soy político porque tengo mi trabajo, fundamental que hago en las comunidades. Yo no te vengo a hablar de Jesús, no te vengo a hablar de pensamientos que son de otras culturas. Yo tengo una cultura propia y la defiendo a muerte, lamentablemente, muchas comunidades no pueden comprender, el significado de defender y defenderse, su pensamiento y su cultura, entonces no mezclemos. Yo voy a creer una persona, que defienda una cultura pero que no hable de Jesús tal vez esto es una libertad de expresión, o de creencias. Cualquier persona es libre de creer lo que se le cante, pero hablar de cultura, que es tan importante, es una defensa.
¿Por qué están mal los pueblos originarios? porque están expuestos a montones de cosas. Y aquellos que vienen persiguiendo más de 500 años con la cruz y esta política que cada vez nos apreta más, ahí está el tema principal que hay que discutir. Hacer este tipo de bandera que pueda representar a todas las comunidades wichi, me parece fantástico pero estudiemos de raíz, esto no es política contemporánea. Hay que discutirlo en comunidades indígenas con más profundidad y trabajar con firmeza y seguridad"
"Se habla alrededor de una cosa pero no con profundidad, la cultura es algo tan importante y está en juego un montón de cosas que han sido avasalladas por la política, por la religión y les digo con claridad que estamos defendiendo una parte de la cultura, crear la bandera es defenderla, como a las creencias, no dejemos que se posicione la religión, no dejemos que se posicione la política. Lo hagamos entre nosotros.
Ya hicimos la bandera, pero todavía falta porque hay muchísima gente que se está interponiendo para que nosotros no presentemos esto.
La idea, igual es seguir trabajando y comprendiendo, la metodología y el significado cultural de esto" explicó el cacique.

Las aclaraciones de Aniceto Tichil Mendoza sirven para reorientar lo importante al caso y diferenciar una propuesta comunitaria de una maniobra demagógica, tratando de usar a la causa indigenista para provecho de sectores electoralistas. La cosmovisión wichi es mucho más compleja y profunda, sin necesidad de apurar tiempos para cumplir con el calendario hegemónico de la propaganda partidaria de ningún sector.


0
0
0
s2sdefault

Artículos de la misma categoría

Breadcrumbs

Puede interesarte