Las duras declaraciones de la monja católica, provocaron diversas reacciones por parte de la militancia que se sintió aludida, estigmatizada y acusada de un delito penal grave como es el narcotráfico, conforme lo dicho por Pelloni al referirse a La Cámpora como un "brazo" comisor de un delito para el cual tendrá que presentar prueba para presentar ante la Justicia, luego que acusara a quienes conducen e integran dicho espacio político ante la prensa.