El presidente del PJ Nacional, advirtió sobre los problemas con el servicio que brinda la empresa Smartmatic para el desarrollo y cargada de datos en el proceso electoral del próximo 11 de agosto cuando en Argentina se voto las precandidaturas en las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias -PASO- conforme lo establecido en el cronograma de votaciones para el país.
La empresa SmartMatic, cobrará 17 millones de dólares; “Los resultados preliminares que arrojaron los simulacros realizados recientemente no dejan lugar a dudas, sólo el 33% de las 10 mil mesas que se sometieron a la prueba realizada por la Dirección Nacional Electoral pasaron el ensayo” alertó Gioja a la prensa. También destacó que “más allá de las fallas que se observaron en el simulacro de transmisión de datos, este sistema es muy vulnerable y no da garantías de seguridad para que el escrutinio se realice sin problemas. Esto puede terminar en un desastre, por eso pedimos que se vuelva al antiguo sistema de actas de escrutinio y telegramas”. Por ello, el dirigente del Justicialismo nacional, insistió: ” Tenemos fundadas sospechas para afirmar que el proceso electoral podría estar viciado de nulidad ” sostuvo Gioja y agregó que “nuestros técnicos en informática nos advierten que hay mucho riesgo de manipulación de datos electorales en virtud de lo vulnerable que es el sistema que ofrece SmartMatic. Esto no debería alertar sólo al Peronismo, sino a todas las demás fuerzas políticas de oposición al Gobierno que podrían sufrir las consecuencias de las irregularidades de un escrutinio electoral inseguro”.

La empresa no se hizo cargo y  culpó a la oposición
Luego que fallara el test de la transmisión de datos en el simulacro electoral y que el PJ denunciara “vicios” en el sistema, la empresa contratada por el gobierno de Mauricio Macri, rechazó estos reclamos y aseguró que los mismos son parte de una “operación del kirchnerismo. Con lo que lejos de hacerse cargo por las "fallas" del sistema que proporcionan, ya han demostrado tener una animosidad en contra de un sector que es la antípoda del sector gobernante y contratante del servicio deficiente.
Desde la empresa sostuvieron que “eran probables” los errores, pero que “no deja de ser un simulacro” el practicado días pasados donde se demostró ampliamente la vulnerabilidad y error de un sistema que prometieron no instalar en lugares donde exista la conectividad.

La tarea electoral corrió por cuenta de la empresa española Indra durante los últimos 20 años, sin que hayan surgido cuestionamientos en su contra. Es por esto que la maniobra del gobierno nacional generó suspicacias entre amplios sectores de la oposición.

Por su parte, Smartmatic ya se vio envuelta en controversias durante las últimas elecciones de Venezuela y El Salvador, donde se denunció que el proceso de transmisión de datos realizado por la empresa estuvo plagado de irregularidades.

Como si esto fuera poco, durante las pruebas realizadas la semana pasada para asegurar el funcionamiento del sistema, numerosos aspectos del sistema que provee la empresa fallaron y expertos técnicos han señalado que el proceso es altamente vulnerable.

0
0
0
s2sdefault

Artículos de la misma categoría

Noticias relacionadas

Breadcrumbs