No le tienen fe, ni militan para la fórmula a la que adhirieron oportunamente que es la compuesta por Macri y Pichetto. Mientras su ladero a senador nacional, Juan Carlos Romero, planifica el acto de la "Lealtad Peronista" con el candidato a vicepresidente de Juntos por el Cambio; en el interior provincial, los que acompañan a Sáenz, usan la imagen del Frente de Todos. La confusión es para captar los votos populares. Así ignoran a la justicia electoral salteña.

Roberto Lavagna, como Espert y Gómez Centurión, quedaban a mitad de sus exposiciones sin un manejo consciente de los minutos para exponer las ideas que sustentan a sendas candidaturas presidenciales. Por su parte Nicolás Del Caño, hizo apelaciones y homenajes a problemáticas fuera del contexto nacional como para ganar adeptos en las audiencias de redes sociales. Macri iba solo como uno más de quienes adhieren a la derecha y Alberto Fernández, quedaba como el único que fue preparado a una exposición de esta índole.

Luego que las PASO en Salta, determinaran una tendencia favorable para el Frente SÁENZ Gobernador, el Frente de Todos, con Alberto y Cristina a nivel nacional y Sergio Leavy como candidato provincial, surgen las críticas internas sobre aquello que no fue apoyado por el elector, pero poco se dice sobre la continuidad del modelo económico conservador sobre el que se sustenta la oligarquía local.

Diez mil personas convocó el acto en el DELMI en la tarde calurosa del sábado 28 de septiembre, cuando Alberto Fernández llegó a la ciudad para emitir su apoyo a la fórmula local y asegurar al electorado de Salta el cariño de Cristina, su compañera de fórmula quien debió suspender la presentación del libro SINCERAMENTE por el estado de salud que aqueja a Florencia Kirchner.