Habrá movilizaciones en todo el país. El gremio exige un 20% de aumento y un bono de 16 mil pesos a nivel nacional.
La Unión Tranviarios Automotor (UTA), ratificó este miércoles, la medida de fuerza en reclamo de mejores salariales. Habrá movilizaciones en todo el país. El paro acontece luego que el gremio fracasara en sus negociaciones con la Federación Argentina de Transportadores por Automotor de Pasajeros (Fatap), quienes desconocen el pedido de reconstitución salarial por parte de la UTA.
En un comunicado la entidad refirió que "no se encontró siquiera una respuesta que se acerque mínimamente a la pretensión de recomposición salarial para los trabajadores del transporte colectivo de pasajeros del interior del país". "Hacemos responsables de la situación que atraviesan tanto los trabajadores de la actividad como los usuarios de los servicios no solamente al sector empresario, que se ha negado sistemáticamente a discutir, sino también a las autoridades nacionales y provinciales que ignoran y no se hacen eco del planteo sindical", expresó Roberto Fernández, titular de la UTA.
Un 20% de aumento y un bono de 16 mil pesos en tres cuotas es la exigencia del sindicato, que busca replicar a nivel nacional lo logrado en el ámbito porteño para los choferes de las líneas que circulan por Buenos Aires. Según detalló Fernández, el acuerdo cerrado en CABA determina un salario básico de $41 mil hasta el mes de agosto, que luego subirá a $45 mil.
Miguel Barrera, delegado en Salta del gremio de choferes, comunicó: "Se informa a los/as compañeros/as que habiendo transcurrido íntegramente el proceso de conciliación obligatoria, con más la prórroga del mismo, sin encontrarse siquiera una respuesta que se acerque mínimamente a la pretensión de recomposición salarial para los trabajadores del transporte colectivo de pasajeros del interior del país, se ha resuelto realizar un paro con movilización para el día 12 de julio como medida de protesta, atento la postura adoptada por todos los actores que intervienen en el proceso de discusión de salarios”
Desde la parte empresarial, representada por la Federación Argentina de Transportadores por Automotor de Pasajeros (Fatap), reconocen como legítimo el pedido, pero ya dejaron sentado que no tienen fondos para pagar. “Hacemos responsables de la situación que atraviesan tanto los trabajadores de la actividad, como los usuarios de los servicios, no solamente al sector empresario que se ha negado sistemáticamente a discutir, sino también a las autoridades nacionales y provinciales, que ignoran y no se hacen eco del planteo sindical”, agregaron.
En otra parte, aseguraron que “las autoridades se encargaron durante el transcurso de toda la negociación colectiva de trasladarse mutuamente las responsabilidades que les son propias, por un servicio público de la cual resultan garantes ante la sociedad. Por ello, y por haberse agotado todos los medios y procedimientos administrativos previstos, desde la UTA decimos basta al atropello del que resultamos objeto, afirmando que lucharemos por nuestro derecho a un salario digno y a no perder lo conseguido”.
El gremio ya había anunciado un paro para el 4 de junio pasado, pero por una conciliación obligatoria se suspendió la medida de fuerza. Advirtieron que, si no hay acuerdo, la protesta se irá endureciendo.
0
0
0
s2sdefault

Artículos de la misma categoría

Noticias relacionadas

Breadcrumbs