ENASHU es una organización Multidisciplinaria Internacional de Salud, dirigida por Enfermeros, que realizó su operativo sanitario en la zona de Sta Victoria Este . Provincia de Salta, zona de la triple frontera. Allí dio cuenta en la atención de embarazos en menores de 15 años, malnutrición severa, desnutrición, chagas, tuberculosis, sarnaen humanos, parasitosis intestinal y dengue.


Todas enfermedades y situaciones de alto riesgo que se ven agravadas por los aprietes, las amenazas, las operaciones política y maltratos.
Desde el 29 y hasta el 31 de marzo de este año, atendieron a más de 200 personas originarias de La Puntana, Bajo Grande e Hito Uno, donde además se dio asistencia sanitaria a ciudadanos oriundos de Bolivia.
Los profesionales destacaron que costó mucho llegar hasta las comunidades por el pésimo estado de los caminos con el fango provocado por las intensas lluvias registradas por la zona.
Un operativo Sanitario rodeado de situaciones llamativas, como la misteriosa desaparición y rotura de dos vehículos de lugareños que iban a prestar apoyo logístico al grupo médico, uno desde Salta capital y otro en el territorio mencionado. Así lo hizo saber el Licenciado en Enfermería Jose Boggiano del Grupo de directivos de ENASHU.
Nacida el 17 de Septiembre de 2013, la entidad trabaja con equipos multidisciplinarios en el terreno, proporcionando cuidados de salud a las personas que se encuentran en situación precaria, sin importar el motivo o distinción de atención alguna; únicamente con la intención de devolverles su autonomía biopsicosocial y así mejorar su calidad de vida dentro del entorno sociocultural en el que viven.
"Llegamos a Parajes y Comunidades, bajo cualquier condición climática en ayuda de poblaciones que viven una dificil situación socio-sanitaria.

Una vez llegado al lugar se establece un centro de comando o base de operaciones, en un lugar lo más seguro posible para el equipo de terreno. Claramente muchas veces no se cuenta con comodidades y sólo un clima de camaradería ayuda a sobrellevar las altas o bajas temperaturas y la falta de comodidades, quizás de las que se consideran básicas en cualquier otro lugar.

Llevar Asistencia Humanitaria es el objetivo, bajo normas extrictas de comportamiento y de ética profesional. No son vacaciones ni travesias 4x4, el riesgo de vida en este tipo de operativos sanitarios siempre está presente y lo asumimos con la mayor de las responsabilidades.

Cada día de trabajo comienza muy tempreno por la mañana y finaliza muy tarde por la noche. No hay horarios establecidos para el almuerzo o las colaciones, las que se realizan en el momento que se pueda y fuera del lugar de atención. Contamos con grupo electrógeno y luces de emergencia, lo que nos permite continuar nuestra labor sin luz de día y en lugares donde no existe la energía eléctrica.

El Puesto Sanitario de Campaña, se instala en una escuela, una iglesia o un lugar a la intemperie con el mejor reparo posible que encontremos y las carpas o gazebos con los que contamos. Se arma con la ayuda de todos los voluntarios del equipo lo más rápidamente posible, para poder iniciar la atención de todas las personas que se vayan acercando para recibir ayuda sin demoras.

La forma de trabajo es básicamente un primer paso por una zona de TRIAGE dividido en pacientes Adultos y pacientes Pediátricos, lugar donde además se confecciona una ficha o historia clínica de cada paciente atendido. Quienes lo requieran pasan luego al sector donde se encuentran los médicos, por especialidad. Las personas atendidas allí pueden ser derivados al sector de Hospital de día, donde se le realiza a los pacientes según lo requieran: electrocardiogramas, test rápido de orina, test de embarazo, test rápido de chagas, control de glucemia, control de embarazo, o bien quedar internados en caso de ser necesario para resolver el inconveniente de salud que presenten o bien hasta lograr su derivación a un Hospital de la zona más cercana, coordinando dicho traslado con las autoridades locales sanitarias. Para este área se cuenta con una importante cantidad de aparatología médica, cajas prearmadas para trauma, para la atención de un parto y para cualquier tipo de urgencia o emergencia neonatal, pediátrica, de adultos y ginecoobstétrica.

El último paso de esta atención es la Farmacia de Campaña, que cuenta con cerca de 50.000 unidades de medicamentos, previamente clasificados e inventariados en nuestra sede central de Buenos Aires, pudiendo de esa manera tener un stock de lo que se ha prescripto y entregado en cada población que asistimos, lo que no sólo sirve a fines estadísticos socioambientales y sanitarios, sino también para tener un control de los faltantes para futuras campañas y así concentrar nuestros pedidos de donación en los medicamentos que son imprescindibles. Este manejo del stock se realiza de manera informática con lector de código de barras. Todo esto es posible gracias a la ayuda de muchas personas y ONGs que colaboran con el Grupo ENASHU desinteresadamente" destacan sus directivos en la web oficial.

Lo publicado muestra que la realidad que fuera advertida por caciques de las comunidades, ocultada por el Gobierno de Salta y publicada por este medio, tiene su registro fehaciente en lo que registró la organización mencionada. El exterminio de las poblaciones indígenas es real. El desmantelamiento de la contención social, económica y humanitaria en Sta Victoria Este, no se puede ignorar. Recordamos los dichos en nuestro medio por el cacique Aniceto Tichil Mendoza, quien frente a los medios de prensa dijo que los niños se mueren de hambre, tuberculosis, chagas, etc. No hay acceso al agua para consumo humano, no hay una planificación concreta y real sobre necesidades básicas para vida digna. "NUNCA HUBO UN TRABAJO SERIO COMO CORRESPONDE AQUÍ" reclamó el Cacique Tichil. "ES UNA MASACRE POR LAS ENFERMEDADES Y LA FALTA DE SOLUCIONES, DE REMEDIOS, DE HERRAMIENTAS. QUE NO NOS ECHEN LA CULPA DE LO QUE SUCEDE AQUÍ" destacó.

0
0
0
s2sdefault

Artículos de la misma categoría

Noticias relacionadas

Breadcrumbs