¡La fugaron toda!
Se realizó el balance cambiario del BCRA y dio cuenta que en 2019, la fuga de capitales trepó hasta los 26.870 millones de dólares, ignorando la existencia del cepo implementado en la segunda etapa de ese año, registrándose como la segunda fuga de mayor importancia en la historia argentina, luego de aquel Macri que en 2018 dejó volar del sistema argentino 27.230 millones de dólares.
Ambas cantidades alcanzan un total de 88.371 MILLONES DE DÓLARES, el monto es similar al tomado como deuda en dólares por el GOBIERNO DE CAMBIEMOS.
En diciembre del año pasado, luego de aplicar las más fuertes restricciones con el cepo, la tendencia revirtió un poco la realidad y las reservas del Banco Central volvieron a crecer en unos 1000 millones de dólares.
El proceso, contraproducente para la economía argentina deja constancia que las políticas liberales y tendientes a la adquisición de deuda, sólo estaban destinadas a beneficiar a un sector minoritario que tiene la capacidad de compra masiva de dólares y consecuentemente que los usa para fugarlos sin generar ningún tipo de inversión.
Ni uno de los miles de millones de dólares se utilizó en beneficio de la población argentina, ni como infraestructura, industrialización o tecnología, o la modernización del sistema de producción local.
El endeudamiento superlativo que adquirió Mauricio Macri sólo estuvo destinados al atesoramiento y fuga de divisas perjudicando con esta especulación financiera a la sociedad argentina.
Fuentes: motor económico y kontrainfo
0
0
0
s2sdefault

Artículos de la misma categoría

Noticias relacionadas

Breadcrumbs