Luego de la estrepitosa caída de hace unas semanas que sufrieran las redes manejadas por el propietario Mark Zuckerberg, ambas empresas de su pertenencia, se presentaron en Buenos Aires para comunicar a las dos fuerzas electorales más grandes de Argentina, Frente de Todos y Juntos x el Cambio, que habrá restricciones en el uso de ambos recursos si se pretende alcanzar a grandes grupos de usuarios con estas herramientas tecnológicas.
No produjo beneplácito en los equipos comunicacionales y de marketing digital de los espacios políticos mencionados, saber que ni siquiera con el acceso al Whastapp empresario, se puede tener el tipo de campaña en redes, como las que se desarrollaron en Brasil e India;  para esta semana y la que viene, las empresas tecnológicas dispondrán de restricciones. “Sabemos que los usuarios comparten los temas que le interesan, y entre esos están los temas políticos. Pero Whatsapp no es una herramienta para hacer política y estamos muy atentos a combatir las fake news”, afirmó Victoria Grand, vicepresidente global de política y comunicaciones para el servicio que es propiedad de Facebook.
Desde el 2018, Whatsapp, reconoce que  Argentina es uno de los países en donde más se usa la aplicación en el mundo. Hay informes y mediciones al respecto que indican es utilizada por el 90% de los adultos. Recientemente se convirtió en una herramienta electoral de importancia.
Incluso, fue Cambiemos el espacio electoral que anticipó su decisión de orientar la campaña con estrategias de segmentación y viralización de mensajes, mediante la acción de sus militantes.
Victoria Grand a principios del pasado mes, en declaraciones a la prensa oficialista, dijo: "identificaremos y bloquearemos, junto a la Cámara Nacional, aquellas cuentas que manden mensajes masivos. La gente usa WhatsApp para compartir lo que les importa más, lo que incluye sus preferencias políticas. Pero nuestro mensaje es que WhatsApp no es una herramienta para hacer política. No vendemos anuncios políticos y cuando encontramos que partidos o equipos de campañas están mandando mensajes masivos o automatizados, bloqueamos esas cuentas"
Los usuarios son algo más que simplemente observados por las empresas de Zuckerberg, admiten a través de su CEO, Grand que "Investigan patrones de conducta. Hoy en día, el 90% de los mensajes que se envían por WhatsApp son de una persona a otra persona, aunque todos estemos en distintos grupos, que a su vez en promedio suelen ser de menos de diez personas. Dicho de otro modo, por la forma en que se usa, WhatsApp se parece más al envío de mensajes de textos o a Gmail que a una red social"
Estos "patrones conductuales" los muestran de este modo: "Por ejemplo, cuántas veces por hora y al día manda mensajes un usuario, a qué hora y cuál es la reciprocidad que recibe. ¿Solo manda mensajes o también recibe e interactúa con sus destinatarios? ¿Envía sus mensajes a personas que tiene en su agenda o que no son contactos? ¿Recibe muchos reportes y denuncias? ¿Es una persona que solo envía mensajes a grupos o también individuales? Con estos y otros patrones, bloqueamos dos millones de cuentas por mes, aunque también es cierto que así como mejoramos en nuestras técnicas de detección, del otro lado también mejoran sus técnicas para eludirnos" Es decir, en cierto modo, las empresas tecnológicas de mensajería, manejadas por Zuckerberg, admiten que cometen espionaje entre sus cuentas de usuarios, tienen una base de datos con sus hábitos de consumo y lo más importante, registran el tipo de mensajes que se envían y reciben a través de estas aplicaciones de uso social y masivo.
Además la empresaria Victoria Grand destacó que no brindan un servicio comercial orientado al uso de la aplicación para campañas electorales. "No, está taxativamente prohibido. Solo tenemos habilitados ciertos servicios municipales en pruebas piloto en unas pocas ciudades y solo funciona si los usuarios toman la iniciativa porque están interesados. Pero no proveemos servicios de ningún tipo a candidatos"
Admitió también que surgirán más restricciones a lo largo de estas semanas de julio en la Argentina, con un cuidado extremo sobre el desarrollo de la campaña presidencial en su primera etapa; PASO del 11 de agosto y por tanto, habrá novedades en el uso del Whatsapp y de Facebook; "Sí, redujimos los reenvíos a 5 contactos, sean individuos o grupos, que además se limitan a 250 personas, también incorporamos la etiqueta "reenviado" y en las próximas semanas sumaremos un control de privacidad que permitirá a los usuarios exigir su autorización previa para ser sumado a un grupo, además de otras mejoras que estamos preparando y esperamos lanzar antes de las elecciones primarias de agosto. Hoy puedo decirte que los mejores ingenieros que tenemos están abocados a resolver estos abusos"

Fuente:LN, portales digitales y notas de archivo

0
0
0
s2sdefault

Breadcrumbs

Puede interesarte