SALTA: CRECE EL RUMOR POR LA BAJA DEL VOTO ELECTRÓNICO Las negociaciones políticas que teje el oficialismo local, tienden a generar la menor cantidad de fricciones en el Peronismo.

En el contexto de una alianza electoral para la reelección de Gustavo Sáenz como Gobernador, estarían dispuestos a eliminar el uso de la boleta única electrónica y por tanto, retornar al voto papel.

Aún no se confirman las versiones que hoy agitan los espacios partidarios con los que Sáenz firmaría en breve los acuerdos para ir por el segundo mandato provincial. El cambio estaría en el compañero de fórmula, si bien reconocen la experiencia de Antonio Gringo Marocco, como el primer vicegobernador netamente político, Sáenz preferiría avanzar en otro sentido con una dirigencia más joven y posiblemente mujer, para obtener otro equilibrio en las fuerzas electorales movilizadas por las cuestiones de género.

Sobre las negociaciones con el romerismo, se entiende que no existen posibilidades pues ese sector es el núcleo duro del macrismo en Salta y por tanto, lejos del escenario del 2015, no existiría la posibilidad de acordar más que alguna banca nacional.

El radicalismo se pegaría a la voluntad expresa de la arquitectura electoral que pueda diseñar Juan Carlos Romero para el 2023 y que se daría a conocer antes de bajar las persianas en el municipio capital, el próximo diciembre.

Hay quienes en el seno del PJ y del FdT, quieren conseguir como “victoria” anticipada, la retracción de la boleta electrónica, desenchufando así una de las banderitas que agita el urtubeicismo, puesto que el ex gobernador no descarta la posibilidad de volver a empezar en la puja por una banca en el Congreso nacional que le asegure su retorno a las lides electorales norteñas.

En medio de las tensiones y la agitación a siete meses para las elecciones, lo del voto en papel conlleva una reunión de la dirigencia del interior de la provincia, las negociaciones sobre la financiación de campaña para legisladores e intendentes, la compra venta de la franquicia oficialista y los números finitos sobre el uso del presupuesto para obras en los municipios.

Aquí también se puso sobre la mesa, los enfrentamientos por el candidato reconocido del oficialismo nacional, el uso del sello FdT, la retirada electoral de Alberto Fernández y las imposiciones de Máximo Kirchner, para definir el candidato a la gobernación, salvo que Massa arremete e incline la balanza en favor de Gustavo Sáenz. No son pocos los elementos que se juegan por estas horas, tras los primeros encuentros entre políticos sucedidos durante el fin de semana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *