PILCOMAYO: GOBIERNOS DUDAN DE LA CONTAMINACIÓN MINERA Sin embargo en Salta aseguran que los elementos del proceso químico, no tocaron las aguas del río.

Ninguna de las autoridades, argentinas, ni bolivianas, han realizado aún el análisis de impacto ambiental sobre el cauce del Pilcomayo en sendos puntos de contacto, en los respectivos territorios afectados.

Con una liviandad increíble, en Salta, el referente gubernamental que interviene en el asunto, aseveró que el río no fue “tocado” por los productos que trasvasaron el dique de cola en la minera boliviana al costado del Pilcomayo.

La información que en la tarde este martes 9 de agosto, circuló desde el propio gobierno provincial de Salta, detalla: “Los sedimentos seguirían sobre el Río Tarapaya. No obstante, el Gobierno provincial, en línea con la Comisión Trinacional para el Desarrollo de la Cuenca del Río Pilcomayo, continuará con el plan de monitoreo programado”

Con el tiempo que ha transcurrido del hecho por el que suponen que está contaminado el río, puesto que aparecieron manchas oscuras en el cauce, los gobiernos no realizaron las tomas de agua para un control concreto del transporte químico en las aguas del Pilcomayo. Sin embargo, las comunidades indígenas ribereñas, tanto de Bolivia como de Argentina, siguen sin tener la seguridad para volver al uso del Pilcomayo como el principal medio de subsistencia ancestral.

DESDE EL PARLASUR APOYAN EL PEDIDO DEL INTENDENTE WICHÍ ROGELIO NERÓN

El diputado del PARLASUR solicitó a la Cancillería el dragado del Pilcomayo, afectado por el rompimiento de un dique minero en territorio fronterizo con Bolivia. Acción conjunta con el Consejo Nacional de Política Indígena – CNPI- 

 

El Gobierno de Salta, comunicó “El secretario de Recursos Hídricos, Mauricio Romero Leal, informó detalles del informe que recibió del Estado Plurinacional de Bolivia, y confirmó que comenzó el monitoreo a través de una comisión de trabajo que encabeza, en la zona de Misión La Paz.

Según el documento enviado, el arrastre de los sedimentos que contaminaron las aguas por el colapso del dique de colas de una minería artesanal en Bolivia, recorrieron 32 kilómetros aguas abajo del Agua Dulce, en Potosí. La distancia que falta para que estos sedimentos lleguen a la confluencia del río Pilcomayo es de aproximadamente 10,4 kilómetros. Es por esto que la contaminación arrastrada sigue sobre el río Tarapaya, sin llegar aún al Pilcomayo, cuya cuenca atraviesa Bolivia, Argentina y Paraguay.

Las autoridades bolivianas sostienen que trabajan para extraer los sedimentos para que no impacten en las aguas cuando el caudal del río crezca, en la temporada estival. Actualmente el cauce se encuentra con poca agua por ser época de estiaje, lo cual demora al arrastre de sustancias tóxicas producto del colapso del dique de colas. Entre las acciones implementadas están un plan de contingencia a corto, mediano y largo plazo, y la paralización de las operaciones en la planta y sitio de depósito de residuos mineros.

Romero Leal, manifestó que “el objetivo del Gobierno de la Provincia de Salta en esta coyuntura, es acompañar el proceso de monitoreo llevado adelante a través de la Dirección Ejecutiva perteneciente a la Comisión Trinacional para el Desarrollo de la Cuenca del Río Pilcomayo”.

Asimismo, expresó que “por parte del Gobierno provincial hoy se está realizando la toma de muestras en territorio salteño, las cuales se sumarán a los trabajos mencionados anteriormente y permitirán cotejar el informe enviado por Bolivia”.

Actualmente, se mantienen de manera preventiva las recomendaciones, solicitando no bañarse en el río, no tomar agua y no pescar, en resguardo de la población.

En cuanto a los resultados de los monitoreos que se realizan desde hoy, se espera contar con un informe en aproximadamente 15 días, luego de la toma de muestras”

REPORTES BOLIVIANOS 

A la fecha desde Bolivia, aseguran que los residuos vertidos del dique colapsado, sí tocaron las aguas del Pilcomayo en Potosí pero que las tareas de saneamiento estarían resultando de gran contención, aunque esto no implica que se salvaguardaran las aguas del río. En tanto, que a la altura de Tarija, aún no habrían llegado las manchas residuales, evitándose que las mismas continúen más allá su desplazamiento.

No obstante, reconocen que todavía NO FUERON REALIZADOS LOS ANÁLISIS DE AGUA PARA DETERMINAR LA CANTIDAD, PELIGROSIDAD Y COMPONENTES DE LOS EFLUENTES VERTIDOS POR LA ACCIÓN MINERA SOBRE EL RÍO PILCOMAYO.

En ese sentido, también reclaman a los gobiernos la acción inmediata que lleve tranquilidad a la población sobre todo indígena con una intensa actividad ictícola en relación al río Pilcomayo.

La única certeza a la fecha es que en Salta, una nimia “ayuda social” pretende ser suficiente para las comunidades indígenas que no pueden alimentarse de los peces del Pilcomayo. No hay ni siquiera agua para el uso cotidiano, menos en óptima calidad para consumo humano y la contención alimentaria que se les brinda, en un contexto de miseria y hambre, se agrava con el desastre ambiental del que nadie tiene datos concretos.

Bibliografía

https://www.facebook.com/profile.php?id=100069329914615

Noticia: Las autoridades de Bolivia informaron que la contaminación no habría alcanzado al Pilcomayo (salta.gob.ar)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *