GRABOIS EN SALTA: “SON CÓMPLICES DE CRÍMENES DEL ESTADO” El dirigente de la UTEP en Gral Mosconi, acusó a los pobladores de ser delincuentes en contra de las protestas sociales

Acusó de delincuencia a los pobladores mosconenses cuando el dirigente porteño de la UTEP, Juan Grabois, cortaba la ruta utilizando a los indígenas que apoyaban un reclamo en contra del Hospital, tras la muerte de una nena wichí.

Alejado del gobierno nacional, el líder de la UTEP, se mostró desatado y furibundo, al plantear ofensivamente acusaciones que cargó sobre los ciudadanos salteños que habitan en la empobrecida Gral Mosconi, depto S Martín.

Evidente es la molestia de Grabois, quien pretende por estas horas, lograr la apertura de partidos políticos que lo impulsen a una carrera electoral nacional para el 2023, considerando así que su ascenso lo sentará de nuevo en las mesas de negociaciones políticas con el Gobierno peronista.

Pero desde la Presidencia, Alberto Fernández, le soltó la mano, luego que se conociera el diezmo que le cobran a los beneficiarios desde las dirigencias populares a cargo del manejo de los planes y programas sociales. Una causa judicial que comenzó con la investigación a las autoridades partidarias del PO y que está bajo el manejo de la jueza Servini.

PROPUESTAS AL AIRE

“Cambiar la Capital Federal” el unitarismo del dirigente piquetero es evidente, incluso en sus conceptos confusos al pretender definir la situación de extrema pobreza que padece el norte argentino.

Grabois y el pueblo en las calles, para asegurar que tiene convocatoria y poder.

Grabois intenta su propio posicionamiento mediático con un discurso que arenga a la gente a tomar las calles, menciona los episodios de los saqueos a comercios en el país y ahora propicia una pueblada de norte a sur y este a oeste, para incomodar al Gobierno por el inminente cambio en el manejo de los recursos para el asistencialismo de los estratos económicamente vulnerables.

“HOY ESTAMOS PEOR QUE EL GOBIERNO NEOLIBERAL MACRISTA” 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *