El desencanto del electorado salteño Marcada baja en la participación

Las elecciones provinciales de agosto mostraba una tendencia que se ratificó en las PASO nacionales.

Atrás quedo el ímpetu democracista del pueblo salteño que en 2019 desde las PASO marcaba el rumbo de su decisión electoral.
Más de 10 puntos porcentuales es la caída en la participación de los salteños, el saldo en contra puede imputársele a la dirigencia política salteña.
Los porcentajes de participación que estuvieron por encima del 70%, 72.20% en las PASO y 76.11% en las generales del 2019, este aumento en la participación mejorando la performance electoral de Juntos por el Cambio, son historia. Algo que se avizoraba en las elecciones provinciales. La situación pandémica podría ser señalada como una de las razones sin embargo no la más determinante.
Los números reflejan que el compromiso de los votantes de JxC goza de buena salud e incluso mejoraron el caudal electoral de las PASO 2019. Cabe tener en cuenta que el escrutinio provisorio ha dejado unos huecos porcentuales de distritos donde los cambiemitas cuentan con más aceptación.
La renovación de figuras dentro del Partido Obrero ilusiona a los militantes de la izquierda quienes aspiran a repetir el caudal de votos de la histórica elección del 2013.
El PRS logró una alianza con el partido SI que tal vez junto a Unidos por Salta lograron mostrarse como una alternativa electoral sin bendiciones porteñas; tal vez el mérito más destacable de estas fuerzas.
Respecto a los candidatos del oficialismo nacional lejísimos de la representación homogenizada del 2019, ya sin el temor de 4 años más de neoliberalismo parece ser víctima de heridas que no cicatrizan; las internas que enfretaron a Leavy e Isa (que entonces sumo al contexto para una victoria categórica de Saenz) requiere todavía de un sinceramiento entre la dirigencia y las bases. Esperemos que los egos se lo permitan en algún momento.
Las PASO dejan en Salta algunas cosas a tener en cuenta.
1 – Se cumple aquel dicho de poner el guiño a la izquierda pero doblar siempre a la derecha
2 – Las dirigencias obturaron la renovación dentro de los partidos de extracto popular y con ello lesionaron su legitimidad
3 – Si la participación supero el 50% es por que todavía hay gente que teme las sanciones por no ir a votar

Revertir las tendencias no es imposible pero el milagro es es septiembre y las elecciones generales en noviembre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *