TRES APUÑALADOS EN SANTA VICTORIA ESTE Y LA POLICÍA SIN PERSONAL LA POLICÍA NO DETUVO AL AGRESOR PORQUE NO HABÍA JUEZ "DISPONIBLE"

Este fin de semana, tres jóvenes fueron apuñalado por otro en la comunidad indígena de La Puntana, tras un episodio que se suma a otros anteriores los cuales ya había sido informados por los originarios del lugar, en advertencia sobre el comportamiento agresivo de un muchacho de 17 años, agresor de los tres jóvenes wichí, ahora internados por las graves lesiones que les fueron provocadas a cada uno.

Cuando los indígenas trataron de recurrir a la policía más cercana, les dijeron que no podían concurrir al lugar de los hechos porque no había personal suficiente para trasladarse hasta La Puntana. Por esta razón, en asamblea, las familias de los afectados y otros miembros, labraron un acta en el que exigen que Seguridad de la Provincia, desaloje al muchacho que acuchilló a los jóvenes wichís.

César Casiano , Cristian Rivero y Ronaldo Pérez son los heridos con armas blancas, supuestamente por un joven de 17 años. La violenta reacción del atacante se produjo cuando los tres agredidos se encontraban jugando a la pelota en un sector colindante del CIC -Centro Integral Comunitario- donde frecuentemente se realizan distintas actividades recreativas por parte de los lugareños. Acotan algunos testigos en ese momento que ni el violento, ni sus víctimas, estaba ebrios o bajo efecto alguno de sustancias que pudieran alterar su conducta habitual.

Dos de las víctimas son adolescentes y una tercera es apenas mayor de edad, al momento de ser lesionados seriamente, los familiares los asistieron y lograron que quien se encuentra más comprometido por las heridas que le fueron infligidas, fuera trasladado al Hospital de Tartagal, el que le siguió en estado grave, fue derivado al nosocomio de Orán y el menos perjudicado aguardaba en el puesto sanitario de La Puntana. Como dato relacionado con la atención en salud, los indígenas mencionaron a SNI que la ambulancia demoró al menos unas 3 horas en llegar.

Cabe recordar que en noviembre del 2020 con la histórica Marcha de los Pueblos Originarios, la Unión Autónoma de Comunidades del Pilcomayo; UACOP, expuso ante el Gobernador Sáenz, entre otros problemas acuciantes, el de la falta de infraestructura y personal de seguridad para esta zona; como así también la vulnerabilidad que les aqueja frente a los crímenes violentos vinculados con la trata de personas, el narcotráfico y la delincuencia. Sin haber sido resuelto aún, las peticiones y proyectos que fueron documentados y entregados en la MESA INTERCULTURAL DE DIÁLOGO, a la fecha, este tipo de hechos se suscita en verdaderas zonas liberadas donde menos aún se logra la detención de un violento que apuñala a tres personas; y si no se consigue que proceda la policía menos aún han podido lograr que actúe un juez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: