ONU ADVIERTE SOBRE LOS CRÍMENES Y TORTURAS EN BOLIVIA

La ONU contabiliza más de 1500 casos de Tortura y Tratos Crueles por el Gobierno de Jeanine Áñez.

Naciones Unidas contabiliza más de 1500 casos de tortura y tratos crueles en el Gobierno de Jeanine Añez, ejecutados por la Policía y las FuerzasArmadas.
Entre estos casos se destaca el asesinato a al periodista argentino Sebastián Moro y el arresto del periodista extranjero Facundo Molares.

LA PAZ, RESISTE

Aunque Añez intenta tener el control total del país, la Gobernación de LA PAZ,resiste. En un hecho reciente, 28/7 los sitios digitales, institucionales del gobierno paceño, fueron hackeados.

El contexto actual en Bolivia

El abogado estadounidense Thomas Becker y la Clínica Internacional de Derechos Humanos de Harvard,  impulsan el juicio contra Gonzalo Sánchez de Lozada en Estados Unidos, además publicaron un informe en el que  señalan al Gobierno de Jeanine Añez como autor de  violaciones a los derechos humanos, destacando lo  llamaron “Noviembre Negro” de 2019.

“Hemos identificado patrones muy preocupantes de violaciones de derechos humanos desde que el Gobierno interino tomó el poder. Estos abusos crean un clima donde la posibilidad de elecciones libres y justas se ve seriamente socavada”, dijo Thomas Becker, citado en el sitio web de la Escuela de Leyes de Harvard.

El reporte se denomina “Nos Dispararon Como Animales” Noviembre Negro y el Gobierno interino de Bolivia. Fue realizado por la Clínica Internacional de Derechos Humanos de Harvard y la Red Universitaria para Derechos Humanos.

El documento indica que estudiantes de la Clínica estuvieron en Bolivia entre octubre y noviembre de 2019 y, de nuevo, entre diciembre de 2019 y enero de 2020 recopilando evidencias. Asimismo, detalla que mandaron requerimientos de información a los Ministerios de Gobierno y Defensa, pero no fueron respondidos.

Entre sus conclusiones, reporte señala que hubo violencia estatal contra manifestantes en Sacaba y Senkata, donde se registraron muertes en noviembre de 2019.

Denuncia que las fuerzas del orden abrieron fuego sin previo aviso, hacia civiles desarmados y que golpearon a los manifestantes, usando lenguaje racista. Publican además que la forma en que la policía o soldados dispararon intencional o negligentemente, sugiere se llevaron a cabo ejecuciones extrajudiciales.

También el informe denuncia falta de investigación imparcial y acceso a la justicia. Sostiene que ha documentado múltiples obstáculos alarmantes para la investigación como “irregularidades de la autopsia; fiscales con exceso de trabajo y recursos insuficientes; negativa de los funcionarios estatales a proporcionar información e intimidación de testigos”.

 

El texto indica además que existe persecución a quienes disienten con el gobierno de Añez.

Los funcionarios han amenazado a los periodistas y con cerrar los medios críticos; arbitrariamente arrestaron y torturaron a activistas; y acusó a opositores políticos de crímenes vagos como sedición y terrorismo”

Por último, denuncia una violencia para-estatal, de parte de grupos civiles que toman acciones como si fueron policías para realizar ataques a opositores políticos. Según el reporte, esos grupos incluso han colaborado directamente con las fuerzas de seguridad del Estado cuando cometen abusos”.

Recomendaciones

El reporte publicado este lunes tiene recomendaciones para el Gobierno interino y la comunidad internacional.

Al Gobierno recomendó investigar de manera urgente y asegurar la rendición de cuentas por las muertes en Sacaba y Senkata, además de otras violaciones a los derechos humanos.
Planteó también asegurar que las fuerzas del orden protejan el derecho a la vida e integridad de manifestantes.
Otras recomendaciones son: dar más recursos a los fiscales para investigar; instruir a las fuerzas del orden que cooperen con las pesquisas y garanticen que no habrá represalia contra testigos; liberar a periodistas, políticos y defensores de derechos humanos arrestados por cargos de sedición y terrorismo sin basamento legal; respetar el derecho de los medios a publicar sin medio a represión; e impulsar la disolución de grupos para-estatales.

A los países de la ONU, el reporte recomienda condenar las muertes en Sacaba y Senkata, además de demandar una investigación imparcial sobre las vulneraciones a derechos humanos en Bolivia.

La segunda recomendación a la comunidad internacional es “retener cualquier ayuda económica o política que pueda ir hacia la renovación o la continuación de los abusos catalogados en este informe y en otros”.

Así, también llamó a que el Gobierno interino celebre elecciones abiertas y justas lo más antes posible y denuncie la persecución de actores políticos y sus seguidores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: