Llevaban de paseo al pariente muerto cuando los descubrieron

En ECUADOR, la pandemia por coronavirus está haciendo estragos en un pueblo empobrecido, con una profunda crisis político institucional, en medio de un lawfare para evitar los estallidos sociales por la inoperancia y desborde del sistema de salud. Allí donde los cuerpos que se cobra el COVID 19, yacen en las calles a cielo abierto, sin cementerios, ni velorios, los muertos y los que aún viven, se cruzan en la total ausencia del Estado organizado.

Una familia llevaba a su pariente fallecido en el automóvil mientras atravesaban la ciudad de Guayaquil. Un retén militar detectó este episodio, uno entre miles de visos morbosos en medio de un contexto en donde el respeto por la vida se ha perdido con las nociones básicas de salubridad.
Mediante una detención policial en la carretera, las autoridades en Guayaquil, Ecuador, descubrieron el cadáver de una víctima del coronavirus al que su familia quiso hacer pasar como que estaba durmiendo.


Un video de la intervención muestra al fallecido sentado en el asiento trasero del auto.

La familia pasaba por un retén de militares cuando éstos decidieron realizar una inspección en el automóvil.
“¿Está dormido?, ¿está dormido?. ¡Despiértelo! Despiértelo, si no no podrán avanzar”, insiste uno de los soldados; pedido al que un hombre en el interior se niega.

“¿Por qué no van a poder levantarlo si está dormido?”, argumenta el inspector.

De repente, los oficiales le pidieron a todos los transeúntes que salieran del auto y les mostraran sus identificaciones.

Fue entonces cuando confirmaron que algo no estaba bien.

Al ser cuestionados sobre el traslado del cadáver, la familia argumentó que movían el cuerpo de su familiar de la morgue a un lugar donde pudiera ser enterrado.

El grupo fue detenido.

El tema de la disposición de cadáveres por la falta de espacio en morgues y funerarias lleva siendo un problema en el país desde hace semanas. El incremento en muertos en dicha ciudad debido al impacto del coronavirus ha agravado el panorama.

 

Fuente: La opinión -prensa ecuatoriana-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: