Alberto Fernández: “Los wichís, un pueblo abandonado por Salta”

Alberto Fernández habló en exclusiva con Vero Lozano desde la Quinta Presidencial de Olivos. El Presidente analizó la situación actual del Coronavirus en Argentina y se refirió a la cuarentena obligatoria que se está llevando adelante en el país.

PERIODISTA.- Bienvenido Alberto Fernández, el Presidente de todos los argentinos a: “Cortá por Lozano”.

PRESIDENTE.- Qué tal, Verónica, ¿cómo estás?

PERIODISTA.- Gracias, Alberto por esta deferencia, que está teniendo por nosotros, son días muy complicados y preguntarle ¿cómo en lo personal viene llevando tanta presión, tanta responsabilidad?

PRESIDENTE.- Bien, es parte de lo que a uno le toca en suerte. Yo siempre digo lo mismo, cuando uno decide ser Presidente y la gente lo elige uno está para hacerse cargo en los tiempos buenos y en los tiempos malos. Ahora me tocó un tiempo malo, que es un tiempo malo para todos y lo que tenemos es que gobernarlo con tranquilidad, con mucha conciencia, con mucha responsabilidad; estar tranquilos pero estar atentos. Las dos cosas se pueden hacer y lo que necesitamos es que todos lo entiendan, porque estamos luchando contra un enemigo invisible y no sabemos dónde están, en el cuerpo de quién está, en el cuerpo de quién puede meterse. Entonces, si nosotros nos preservamos, nos quedamos en casa todo será más fácil.

PERIODISTA.- Y se está complicando, Alberto, porque la gente esta saliendo igual, qué podemos hacer.

PRESIDENTE.- Vamos a revisar, un poco, ese punto. Miren primer punto: hay un número de personas que pueden salir de la cuarentena, porque si ellos no salen la verdad todo es más difícil. Por ejemplo, la gente de salud y la gente de seguridad pueden salir; en la Ciudad de Buenos Aires, hoy, solamente trabajando como agente de salud o como agente de seguridad, de acuerdo con lo que me informó – esta mañana – el vicejefe de Gobierno, Diego Santilli, hay 122.000 personas; ahí alrededor de100.000 personas más que trabajan en la industria alimenticia, en supermercados, en algunos negocios de proximidad de los barrios, en las estaciones de servicios, con lo cual hoy tenemos que esperar, que en la Ciudad de Buenos Aires, se muevan alrededor de 200.000 personas, ahora en la Ciudad de Buenos Aires se mueven habitualmente 9 millones de personas. Tengamos presente esto. Esto no quiere decir que deba haber algún vivo-estúpido que está violando la cuarentena y sale infligiendo las reglas.

Esta mañana tuvimos una muy buena reunión con la Policía Federal, las Fuerzas de Seguridad Federal, la Gendarmería, la policía Aeroportuaria y la Prefectura y fui inflexible en ese punto: el que viole la cuarentena caigamos con todo el rigor, si va en el auto secuestremos su auto, porque esa persona es muy peligrosa para sí porque no se está dando cuenta que pueda él terminar contagiado y sufriendo, sino que si él tiene algún grado de contagio está exponiendo a todos los demás. Entonces en este punto voy a ser inflexible, lo que quisiera es que todos entendamos que inexorablemente, hoy, en la Ciudad de Buenos Aires, hay más de 200.000 personas trabajando, está dentro de lo previsto. Los que están circulando contrariando la cuarentena de eso se van a ocupar las Fuerzas de Seguridad. Y como suelo decir, yo trato de que entiendan por las buenas, pero si no lo entienden por las buenas lo van a entender con el rigor de la ley.

PERIODISTA.- Hay que ponerse más estrictos, infiero que no es lo que usted quiere hasta como pensamiento político porque tiene que primar la libertad, pero en esta situación, el pelotudo que sale que no respeta lo que tiene que respetar que se le saque el auto, se le pone una multa que duela, porque si no es joda.

PRESIDENTE.- Eso es lo que estamos haciendo: el que viola la cuarentena se expone – si va en auto- que le secuestren el auto porque está contraviniendo normas municipales, que entre otras cosas ordenan cumplir con la ley. Yo lo que les pido a todos, que además, entiendan que se están poniendo en riesgo ellos. Yo en este punto son un gran demócrata y la verdad un gran defensor del estado de derecho, pero lo que estoy haciendo es hacer prevalecer la democracia.

La democracia dice que hay un Presidente al que le pueden otorgar poderes para garantizar la salud público, por sobre la libertad individual de transitar, lo único que les estoy pidiendo es que se queden unos días en sus casas, no se les está pidiendo más que eso y que si tienen que salir a hacer una compra que salgan hagan la compra y vuelvan a sus casas. No son días de paseos, no son días de vacaciones, estamos en riesgo, miren lo que está pasando en Europa, con qué tasa crece la mortalidad en Italia y en España, dense cuenta del riesgo al que se exponen.

A nosotros nos pone el mundo de modelo, porque tomamos las medidas de cuarentena antes que nadie y tuvimos toda la precaución para evitar que el contagio sea muy acelerado, por favor para que el contagio sea paulatino hay que respetar la cuarentena.

PERIODISTA.- Hay que comprar tiempo, ¿no? Y en ese tiempo pueden empezar a aparecer las soluciones también y no colapsaría el sistema sanitario.

PRESIDENTE.- Absolutamente es así, en verdad el contagio va a existir y tampoco hay que intranquilizarse porque los números de contagiados crezcan y varíen, eso va a pasar. Hace dos días atrás los contagios había aumentado en 34 personas, había empezado la cuarentena y dijeron: “qué maravilloso sólo 34 contagiados, en Argentina. Yo dije, no porque todos estos casos son previos a la cuarentena. Ayer se conocieron ochenta y tantos casos y decían: “qué barbaridad, cómo creció”. Todo esto es antes de la cuarentena, nosotros tenemos que saber que el contagio va a existir, que los números van a seguir creciendo, lo único que tenemos que cuidar es que el ritmo de contagio sea lento, porque en tanto ralenticemos el contagio vamos a tener capacidad para atenderlo sanitariamente. ¿Qué le pasó a España? ¿Qué le pasó a Italia? Que no tuvo este cuidado y cuando decretó las cuarentenas ya era muy tarde y entonces eso ya está probado, que la velocidad de contagio es altísima, entonces si uno no tiene los cuidados de la cuarentena, los contagios son muy rápidos y el sistema de salud no tiene la capacidad para responder y entonces hay muchos que quedan enfermos y abandonados a su suerte y eso es lo que no queremos que pase.

PERIODISTA.-En paralelo, Alberto la angustia que aparece, me quedo sin trabajo, cómo hago para poder abastecer a mi familia de alimentos, cómo hago para pagar las cuentas, si bien hay una decisión tomada maravillosa y empática y es esto de por 180 días no cortar los servicios ¿se evalúan esas situaciones por las que nos escriben mucho y nos dicen: “soy monotributista C, laburo en negro, cómo hago para poder traer el morfi a casa?

PRESIDENTE.- A ver par de temas, primer punto: hay momentos, cuando te toca gobernar, que tenés que enfrentar dilemas, tenés una opción u otra y tenés que elegir. Aquí la opción es cuidar la economía o cuidar la salud, la vida. Yo elegí cuidar la salud y la vida de los argentinos. Si hubiera elegido cuidar la economía hubiera dejado que todos siguieran trabajando, que los taxistas sigan subiendo gente enfermas a los autos y que en su propio taxi termine contagiándose y que vaya a su casa y contagie a su familia. Yo preferí lo contrario y dije paremos todo para que nadie se contagie. Entre la economía y la salud, yo elegí la salud. Ahora no escapa a mí que por haber elegido la salud estoy generando conflictos sociales y por eso estoy dando respuestas para todos. Por eso los que reciben AUH, esta vez, reciben otra; los que tienen un plan, este mes, reciben otro; los monotributistas, de las más bajas categorías, reciben el auxilio del Estado y los que están totalmente afuera del sistema, que son los trabajadores en negro están en condiciones de recibir una retribución del Estado, mientras la emergencia dure.

Por eso, yo vengo de terminar una reunión, un almuerzo, con los curas villeros tratando de organizar y llevar más comida a los barrios, que poco a poco van a ir llegando; los que tienen que entender los sectores más humildes, los que trabajan, los que hacen changas es que ahora no podrán hacer changas, pero no están abandonados. Sabemos que están y estamos preocupados por ellos y estamos ocupándonos de ellos. Yo sólo les pido que esperen, a todos les va a llegar la ayuda, no se intranquilicen.

PERIODISTA.- Tener un poco más de paciencia. Una pregunta personal ¿usted es hipocondríaco? De repente de tanto hablar de esto se queda sin aire, siente que tiene fiebre…

PRESIDENTE.- (Risas) Mira si fuera hipocondríaco ya estaría muerto yo, desesperado caminando por las paredes, pero no, no lo soy.

PERIODISTA.- Bien, no lo es… ¿y las medidas de higiene me imagino que las extreme porque está en permanente contacto con un montón de gente? Es meticuloso con todo eso.

PRESIDENTE.- Hay que ser cuidadoso, como soy yo tienen que ser todos cuidadosos. Yo – la verdad – mi característica de hipocondríaco es que me lavo las manos, cada diez minutos y me pongo alcohol en gel y eso lo tenemos que hacer todos y cuando alguien se acerca lo dejo a una distancia prudencial, no me pego mucho a él y me olvidé de los abrazos, de dar la mano, todas cosas que a los argentinos nos duele, pero es también para salvar al otro.

Como hoy, cuando vino Duhalde, que lo llamé para charlar un rato y él llegó de Europa y quería conocer un poco su opinión y la verdad es que ya cumplió su cuarentena…

PERIODISTA.- Ah, me asustó con lo que dijo, digo Duhalde, por favor, ¿hizo su cuarentena?

PRESIDENTE.- No, no, terminó su cuarentena y después vino y estuvimos a los codazos porque no estábamos saludando con los codos, yo creo que todos debemos tener mucho cuidado. Estamos – insisto – peleando contra un enemigo invisible y tenemos que tener el cuidado que eso implica, simplemente, pero si somos cuidadosos y nos protegemos.

Acá, por ejemplo, si vos venís a la Casa Rosada, ahora estamos en Olivos, pero si venís a Olivos o a la Casa Rosada, lo primero que vas a ver, es que te apuntan y te toman la temperatura. Y si llegas a tener temperatura te aíslan en un lugar aparte en el acto, todos esos cuidados hay que tenerlos.

PERIODISTA.- ¿Está viviendo tu hijo también con ustedes?

PRESIDENTE.- Está acá conmigo, porque él vive solo, y antes de la cuarentena, cuando vio venir la cuarentena vino a quedarse acá conmigo porque ya se veía que no comía más durante tiempo.

PERIODISTA.- Todas son buenas excusas para los hijes, papá, mamá voy a buscar provisiones.

PRESIDENTE.- (RISAS) vino a buscar alguien que le traiga comida, alguien que le lave su ropa, pero está muy bien. Yo lo adoro, es mi hijo y bienvenido sea.

PERIODISTA.- ¿Qué información tiene usted en cuanto a cuándo va a ser el pico de contagio en la Argentina, tiene pensado extender la cuarentena? Hay mucha ansiedad, qué es lo que nos puede contar de eso, es cierto que usted tiene un plan A de apertura de la cuarentena después de Semana Santa. La segunda pregunta es ¿cuántos respiradores tiene la Argentina hoy si es cierto que pidió 1300 nuevos respiradores?

PRESIDENTE.- La Argentina necesita- más o menos – 1500 respiradores más, nosotros estamos comprando respiradores y le hemos pedido al Gobierno de China que nos ayude con más respiradores. La verdad lo que queremos es que nos sobren respiradores para no tener sobresaltos.

Hay todo un plan diagramado básicamente – entre la Ciudad de Buenos Aires, la provincia de Buenos Aires y la Nación – ¿por qué está hecho así? Porque allí está el 70 por ciento del contagio. Estamos prestando mucha atención a esa zona y estamos trabajando muy, muy bien. Diariamente habló tres o cuatro veces con Axel, tres o cuatro veces con Horacio Rodríguez Larreta, estamos permanentemente conectados, cuando algo nos preocupa nos llamamos entre nosotros y lo resolvemos.

Hay un Comando que ya tomó nota de lo que tenemos y de lo que nos hace falta y hay también en ese Comando un estudio y ya sabemos cuál es la demanda de alimentos, en los barrios más pobres, adonde tenemos que llegar para que nadie pase hambre, en este contexto. Además, estoy en permanente comunicación con las provincias; allí la situación no es exactamente igual en todas. Hay algunas con más problemas, como es el Chaco, hay algunas sin problemas, por lo menos de hasta hoy, como Chubut, hay que ir poco a poco siguiendo rigurosamente cómo evoluciona esto, actuando con toda seriedad y cuidándonos entre todos, porque yo insisto en este punto, por mucho que nosotros podamos calcular y estimar escenarios todo escenario se vuelve incierto si la gente no cumple su parte.

PERIODISTA.- Pero cuándo usted, Presidente va a tomar esa decisión, puede ser que vayamos a una cuarentena…

PRESIDENTE.- Ya por lo pronto, el martes que viene, termina la cuarentena que hemos decretado, entonces vamos a ver ahí qué hacemos, si es necesario yo la voy a prolongar, saben por qué, porque entre la economía y la salud priorizamos la salud.

PERIODISTA.- Aparte entiendo que esto se hace minuto a minuto, es evaluar minuto a minuto

PRESIDENTE.- Absolutamente, bueno porque el otro día el presidente de la Fundación Huésped, el doctor Pedro Cahn, dio una definición de esto, que me pareció formidable, dijo: “bueno, en verdad, la situación es algo parecida a escribir la obra, mientras estamos en el escenario”. Porque la verdad es que no conocíamos este virus, no sabemos exactamente cómo remediarlo, todo está en pruebas, todo es experimento, no en Argentina, en el mundo. Entonces, lo único que sí sabemos es la velocidad de contagio y como sabemos eso usemos esa arma a nuestro favor, hagamos todo lo necesario por no contagiarnos, ¿qué tenemos que hacer para eso? Encerrarnos en nuestras casas, no es tan difícil. Como yo sé que todo esto genera ansiedad, en algunos, en los más chicos enojo, por eso garanticé que no se pueda cortar ningún servicio, incluyendo el cable. Y todos cuenten, aunque sea con…

PERIODISTA.- Con acceso también de comunicación, de esparcimiento y entretenimiento.

PRESIDENTE.- Exactamente ni Internet, ni el cable pueden ser cortados en este tiempo. Yo creo que tenemos todo previsto como para hacer lo más llevadera posible una cuarentena, pero yo creo que va a ser muy útil.

PERIODISTA.- Yo digo algo muy guarango, discúlpeme, Alberto, usted es nuestro presidente, pero yo digo: podemos salvar al mundo rascándonos las partes, porque es quedarse en casa y hacer la cuarentena.

PRESIDENTE.- Sí, está bien, algo así, algo así.

PERIODISTA.- Presidente, es posible que digamos por distrito, que usted está estudiando ir abriendo la cuarentena, que hay provincias donde no hay casos y que la Argentina pueda tener distintos lugares con restricción, porque como usted decía lo que más le preocupa a usted es el conurbano, Ciudad de Buenos Aires, las áreas más densamente pobladas.

PRESIDENTE.- Sí, igual vamos a explicar bien este punto, no tratemos de apurar una decisión, que no podemos tomar hoy, voy a ser franco, yo sé que los periodistas siempre buscan un título, pero no puedo darles un título, porque no sé realmente cómo va a evolucionar esto. Nosotros tenemos cruzado todos los datos del último mes, de gente que ha venido de los lugares infectados (de Asia, de Europa, de EEUU básicamente) si vos mirás ese mapa en todo el país hay gente. No sé de esa gente quién trajo el virus, entonces nadie está exento acá, nadie lo está. Hay que ser cuidadoso con este punto, lo que sí está claro es que si estás atento, aún si te contagias, y rápidamente reclamás auxilio médico las posibilidades de salvarte son muchísimas, son muy altas, pues la mortalidad sigue siendo muy baja y básicamente se da en las personas de más de 65 años y además en personas, que tienen alguna otra enfermedad previa. Por eso acá el secreto no es cuándo termina la cuarentena, acá el secreto es cuándo pasa el riesgo. Vos Paola recién me preguntabas que no le contesté dónde esperamos el pico más alto. Lo esperamos los primeros de mayo, entre el 1 y el 15 de mayo, ahí se supone que tendremos el pico más alto. Nosotros para ese momento tenemos que tener todas las camas que nos hacen falta, todos los respiradores que nos hacen falta y aclaro a todos, estamos trabajando como si viviéramos el peor de los modelos, no estamos trabajando sobre el mejor modelo, con la peor hipótesis, ahora – por favor – háganmela fácil, hagan que al final la realidad muestre que estamos en la mejor hipótesis, que la realidad muestre que se quedaron, no se contagiaron y no contagiaron a otro.

MAURO SZETA.- Presidente, quería preguntarle si hay algún tipo de previsión respecto de dos aristas, que son el cuidado para el personal policial y penitenciario que está afectado en el operativo para controlar y evitar violaciones a la cuarentena y por otro lado, entiendo la cuestión carcelaria en todo el país.

PRESIDENTE.- Vamos a lo primero: para nosotros el personal de salud y el de seguridad, el personal de Fuerzas Armadas y el personal penitenciario son un privilegio, son sectores privilegiados, son sectores a los que debemos cuidar mucho, mucho. Por eso estoy en permanente contacto con ellos y estamos dándole el material necesario para que el nivel de exposición baje en ellos y Por eso estoy permanentemente en contacto con ellos, y estamos dándoles el material necesario para que el nivel de exposición baje en ellos, y por eso estamos trabajando también en reintegrarlos adecuadamente en la emergencia para que estén tranquilos, porque la dedicación de esta gente de esta gente en este momento es altísima. En el sistema penitenciario, estoy hablando de la gente que está encarcelada, irónicamente está en una situación mejor que otros, porque no tienen contacto con el resto, lo único que tenemos que evitar es que alguien del servicio penitenciario lleve el virus, por eso somos muy estrictos con esa gente. Si alguno tiene el más mínimo riesgo de estar contagiado, que se corra y no vaya esos días. Y la gente que está soportando la detención, la verdad es que en la medida en que no acceda gente contaminada, el riesgo de que ellos se contaminen es mínimo.

PERIODISTA.- Como sabe, hacemos policiales, ando mucho la calle, hablamos con policías, básicamente con la policía de la calle. Ahora lo que estamos viendo con Mauro mucho es el nivel de compromiso que tiene el personal, la tropa, distintas fuerzas, enorme. Eso es un punto para destacar. Pero también nos cuentan muchas situaciones de ciudadanos que no hacen lo correcto: le discuten al policía, incluso ayer nos contaban, “me empujó porque no lo dejaba pasar”. ¿Tiene un mensaje para ambos sectores, ambos extremos de la sociedad?

PRESIDENTE.- Al policía gracias, gracias porque efectivamente están tomando esto con una dedicación increíble, y con un compromiso infinitamente mayor, entonces yo al personal de seguridad, gracias, y por favor no cedan un centímetro. Se van a encontrar con idiotas, los vemos a los idiotas, vemos un idiota que se escapó de su casa y parece que apareció en Ostende. Esos personajes la verdad van a tener que explicarle mucho a la sociedad argentina la desaprensión para con el otro. Y las fuerzas de seguridad se van a encontrar con personajes que se sienten poderosos y que pueden hacer lo que quieran. Simplemente a esa gente la reportan y que la Justicia va a hacer lo que tiene que hacer. Pero que sigan haciendo lo que están haciendo. Y a los idiotas les digo lo mismo que vengo diciendo desde hace mucho tiempo: la Argentina de los vivos que se zarpan y pasan por sobre los bobos se terminó, se terminó, acá estamos hablando de la salud de la gente, no voy a permitir que hagan lo que quieran, si lo entienden por las buenas, me encanta, sino me han dado el poder para que lo entiendan por las malas, y en la democracia entenderla por las malas es que terminen frente a un juez explicado lo que hicieron. Y cuando a uno le queda el registro de condenado, después no lloren, se los he dicho una y mil veces. Y a las fuerzas de seguridad, respeto, porque están siendo la cara que se expone para cuidarnos, es simplemente eso.

PERIODISTA.- Quería preguntarle si habló con Sergio Massa para ver si el Congreso en sesión de emergencia va a tratar algunos puntos, creo que uno de los puntos hay mucha gente preocupada por el tema de desalojos, a los alquileres, todas esas cosas, si va a haber una sesión de emergencia y si está estudiando eliminación de otros impuestos, más allá de todos los beneficios que anunció usted en los últimos días.

PRESIDENTE.- Yo le pedí a Sergio que se pongan a estudiar el tema, nosotros estamos mandando un proyecto del Poder Ejecutivo, congelando alquileres, impidiendo desalojos…

PERIODISTA.- ¿Por cuántos días?

PRESIDENTE.- 180 días. En materia de crédito hipotecario prohibiendo las ejecuciones hipotecarias y congelando las cuotas. Después estamos estableciendo un sistema por el cual los ajustes que deban hacerse se puedan (inaudible) en lo que queda del contrato, en lo que queda del ahorro, esa es la idea y ya lo está haciendo Vilma Ibarra, la Secretaria Legal y Técnica, y lo estamos mandando al Congreso. Sé que Sergio tiene su propio proyecto, lo nuestro es un aporte, en lo que sirva que lo tomen.

PERIODISTA.- Para llevar tranquilidad a la gente de que hay muchas preguntas del tema de alquileres, que ya lo está confirmando el Presidente de la Nación, 180 días, y también el tema de si va a eliminar otros impuestos, autónomos y pymes también están esperando medidas.

PRESIDENTE.- Hay sectores, las pymes han tenido un gran apoyo. Para que todo el mundo entienda de lo que estamos hablando: el costo, llamémosle la inversión, en verdad es para que el sistema funcione, la inversión que el Estado ha hecho en materia de cuidado de las pymes, de cuidado de la gente que tiene planes sociales o la Asignación Universal; de la gente que está afuera del sistema y, aun así, le estamos reconociendo diez mil pesos a cada uno; de los monotributistas. Todo eso son casi 2 puntos del PBI, que es un montón, quiero que entiendan.

PERIODISTA.- ¿Qué son cuántos millones Presidente?

PRESIDENTE.- Más o menos, si calculás que le PBI está en el orden de los 350 mil millones de dólares, hace el 2 por ciento de eso, 3500 millones sería un punto, de dólares estamos hablando. Por eso te digo, es muchísimo dinero. Yo lo que pido es que entendamos que a su vez este país tiene que comprar los respiradores, camas, atender a los enfermos, pagar al sistema de salud, todo no se puede, está claro que todos vamos a perder un poco. A los que pierden un poco la verdad que ganen un poco menos…

PERIODISTA.- Los que han ganado mucho durante mucho tiempo no está mal que ganen un poco menos.

PRESIDENTE.- Exactamente, que ganen un poco menos, es eso. Y a lo que lo están pasando mal les garantizo que vamos a ayudar que la sobrellevemos del modo mejor posible, que nadie se inquiete, es una tormenta que pasará y algunos quedarán más mojados que otros pero todos la pasaremos.

PERIODISTA.- Dos planteos que recibimos a diario, uno la preocupación que van en dos sentidos del mismo punto, que son los argentinos que están varados en el exterior, hayan salido o no en el contexto de la pandemia, y el riesgo para la salud del personal de Aerolíneas Argentinas que los repatría.

PRESIDENTE.- Nosotros por ahora hemos decidido no ingresar más gente, por lo tanto lo he instruido hoy al Canciller para que ayude con recursos a los que están en el exterior, hasta que podamos ordenar este tema. Con lo cual en lo inmediato, salvo algún caso excepcional que lo justifique, van a tener que quedar esperando el momento del regreso. Por ahora los regresos están suspendidos. Y la entrada por las fronteras también, estamos tratando de reglamentar solamente el ingreso de los mayores de sesenta y cinco años, porque son los que más riesgo tienen, el resto que esperen un poco, ya los iremos a socorrer cuando el riesgo argentino será manejable.

PERIODISTA.- ¿El aeropuerto Presidente se cierra solo para temas sanitarios a partir de qué fecha?

PRESIDENTE.- No, no es que se cierre, simplemente no vamos a generar vuelos…

PERIODISTA.- Claro, no es operativo a no ser que…

PRESIDENTE.- No está operativo, exactamente, no se ha cerrado nada, por ahora no está operativo porque no estamos autorizando vuelos.

PERIODISTA.- Le quiero preguntar algo chiquito, pero que tiene que ver con el día a día de cada uno de los ciudadanos. ¿Qué pasa con el control de precios, sobre todo en alimentos, en supermercados? Porque pasa eso, me quedé con el discurso que dijo el día que decretó la cuarentena, “basta de un país de vivos y de bobos”, pero de repente vas al supermercado y te encontrás con que te cobran una fortuna para un kilo de arroz, o que de repente también falta alcohol etílico, alcohol en gel, ¿cómo se puede conseguir, si hay una estrategia o algo, para que nos llegue a todos a nuestras casas (salto de audio)?

PERIODISTA.- Hay mucha parte de la salud pública que nos cuentan que tienen muchos faltantes en los hospitales públicos para poder atender a los pacientes, y también un poco, en un país como este que tenemos la gloria de la salud pública, porque es una gloria verdadera, el valor de la gente que va a laburar, si les puede mandar un mensaje a ellos también, porque antes les mando un lindo mensaje a la gente de la seguridad, pero son pocos los países en el mundo que tienen un capital humano como el nuestro, que es gente que de verdad está dejando la vida y sabemos que es por un sueldo que a lo mejor no es el que deberían tener.

PRESIDENTE.- Es muy cierto lo que decís, es muy cierto, la verdad que así como les tenemos que agradecer a nuestras fuerzas de seguridad, a nuestras Fuerzas Armadas, tenemos que agradecerles infinitamente al personal que está dedicado a la sanidad, a los médicos, a las enfermeras, a las médicas y a los enfermeros y enfermeras; a les mediques y a les enfermeres, a todos: a todos, a todas y a todes. Porque lo que tenemos que entender es que tenemos que estar todos integrados, y todos tienen que recibir el mensaje, y todos tienen que ser parte de la solución. Entonces acá lo que, volviendo al tema de la salud, nosotros vivimos un tiempo, yo no quiero volver al pasado porque no me gusta remontarme a lo que pasó, pero la verdad donde hubo una gran desinversión en materia de salud. Anteanoche fui a ver un hospital que quedó construido en el año 2015 para ser inaugurado, y lo dejaron abandonado, dos hospitales en La Matanza. Es incomprensible. Dejó de existir el Ministerio de Salud. Y por ejemplo ahora uno viene a darse cuenta que en el año 2016 el Fondo Monetario Internacional le recomendaba al Gobierno Nacional que baje drásticamente el, entre comillas, gasto en salud, miren cómo estamos. Todo eso que estás contando que pasa, que efectivamente pasa, en muchos hospitales que están sin los elementos básicos para poder funcionar como centros de salud, son cosas que tenemos que resolver, son cosas que tienen que ver con la desidia, con el abandono, y ahora tenemos una urgencia que resolver. Y hay cierto criterio, y yo creo que en el mundo va a cambiar a partir de ahora, que pensaba que esto era un problema del mercado, y la verdad que el mercado nunca resolvió el problema de la salud de la gente, el mercado resuelve las cirugías estéticas, pero no resuelve las enfermedades de la gente. Yo lo que pido es que todos entendamos que, yo creo que, miren, uno de los aprendizajes que en todos lados del mundo está ocurriendo es que todos empezaron a revalorizar la presencia del Estado. Pregúntense ustedes por qué en Alemania no pasa lo mismo que pasa en Italia, les doy la respuesta: Alemania tiene 25 mil respiradores artificiales e Italia no ¿Y por qué tiene 25 mil? Porque hay un Estado muy fuerte, y el Estado nunca abandonó su presencia en la salud. Entonces estas cosas son para que nos hagan pensar cuando nos decían dejemos esto en manos otros que alguien se va a hacer cargo, hay cosas donde estamos obligados desde el Estado a hacernos cargo. Y ahora lo que estamos haciendo es que los hospitales, los centros asistenciales, vuelvan a tener los insumos básicos, y estamos haciéndonos insumos especiales, como los respiradores artificiales, para atender la patología esta, que se nos apareció de golpe y necesita para recuperarse algo tecnológicamente tan avanzado como un respirador artificial. L

PERIODISTA.- Estamos recibiendo un montón de mensajes, y me quiero sumar a esos mensajes, porque ya mis compañeros han hecho preguntas maravillosas. Lo quiero felicitar por la valentía de tomar medidas, estas medidas que está adoptando usted que muchos presidentes en el mundo que nos las han tomado.

PRESIDENTE.- Gracias, pero no, la verdad estoy haciendo lo que debo, no estoy haciendo nada especial, estoy haciendo lo que debo.

PERIODISTA.- ¿Está en contacto con otros presidentes? Me imagino que habrá conversaciones permanentes.

PRESIDENTE.- Sí, sí, hablo, mañana tenemos igual una reunión por teleconferencia del G20, que me toca abrir a mí y que cerrará Trump, y mañana voy a tener la oportunidad de contarle al mundo lo que creemos puede ser una oportunidad para el mundo. Me parece que todo el cambio de experiencias, pero volviendo a las palabras tan generosas de Evelyn de mucha gente que me lo escribe en las redes y me mansa wassap, la verdad que no es la pelea de Alberto, es la pelea de todos nosotros, si nos va bien, nos bien a nosotros, no le va bien a Alberto, esto es lo que tenemos que entender y meternos en la cabeza. Yo las medidas que tomo son las medidas que debo tomar, pero si no me acompaña la sociedad todo se vuelve inútil, por eso agradezco tanto el apoyo de la gente, porque en su inmensa mayoría están acompañando, salvo estos casos aislados de sátrapas que no se dan cuenta el daño que hacen, la inmensa mayoría de los argentinos está ayudando.

PERIODISTA.- ¿Y la clase política Presidente, usted cree que esto terminó finalmente de cerrar, usted mismo hacía referencia al pasado, pero ahora termina de cerrar esa grieta? Esa es una cosa. Y la otra es si los empresarios más poderosos de la Argentina lo están llamando para ayudarlo con dinero.

PRESIDENTE.- Hay un grupo de empresarios argentinos que han lanzado una campaña de donaciones, con la intervención de la Cruz Roja, que yo valoro mucho, donde ellos juntan dinero, que donan ellos, y nosotros les tenemos que pedir lo que necesitamos y ellos se ocupan de comprarlo, todo esto está auditado por una auditora internacional de renombre, y está muy bien y no saben cuánto agradezco y ojalá se sumen todos los empresarios de la Argentina, que le devuelvan a la Argentina algo de lo que la Argentina les dio, porque son entre otras cosas el progreso de sus empresas. Eso es lo que más quisiera. Pero ya hay un grupo de empresarios que lo están haciendo.
Respecto de la grieta, yo no quiero hablar más de la grieta, yo lo que quiero es solamente hacer una reflexión. Hoy lo hablaba con Eduardo Duhalde este tema: ojalá que este virus haya servido para darnos cuenta de lo que somos capaces de hacer cuando estamos juntos. Ojalá sirva para que entendamos de una vez por todas que si la política se vuelve menso egoísta y menos miserable, y en vez de mirarnos el ombligo miramos el ombligo de la sociedad argentina, podemos lograr cosas mucho más importantes, ojalá sirva, porque además frente al miedo, porque a todos nos da miedo lo que pasa, todos reaccionamos igual y todos nos unimos. Yo tengo a los intendentes del Gran Buenos Aires mandándome a cada hora cómo está el tránsito en sus calles, filman, me mandan información, es maravilloso. Hoy a las siete y media de la mañana estaba hablando con Diego Santilli preguntándole qué era lo que estaba pasando con el tránsito, coordinando fuerzas él en la Ciudad, con Axel en la Provincia, podemos hacerlo. Y ojalá lo aprendamos, ojalá aprendamos de esto. Después discutiremos cómo hacerlo, porque en verdad la política en el mundo discute los cómo, no discute los objetivos; si yo les dijera a los argentinos de hoy “¿ustedes piensan que la Argentina debe industrializarse?”, estoy seguro que el 99 por ciento de los argentinos diría que sí, después discutimos cómo hacemos, y ahí es donde están nuestras diferencias, pero no esa discusión. Si yo les dijera hoy a los argentinos, “¿ustedes piensan que el Estado tiene que estar presente en la educación pública y en la salud?”, el 99 por ciento me dirían que sí, después veremos cómo lo hacemos unos y cómo piensan que hay que hacerlo los otros, pero en los grandes objetivos tenemos que dejar de discutir.

PERIODISTA.- La verdad que es un placer escucharlo hablar, preciso, claro, transmitiendo tranquilidad, estamos sumamente agradecidos aquí de que hayas elegido este espacio, vía la gestión de Pao, y hacer extensivo también a todos los que estamos aquí, compañeros y compañeras trabajando en la televisión, venimos aquí todos los días, nos toman la temperatura, creemos que estamos cumpliendo una función en este sentido, informar, llevar tranquilidad, llevar un poco de entrenamiento cuando podemos, un poco de alegría, y la verdad que tenerlo hoy en el programa es una celebración para todos.

PRESIDENTE.- Yo les agradezco mucho a ustedes. La verdad que tenemos que estar muy contentos como pueblo, porque estamos peleando juntos, y ustedes hacen mucho también, porque no solamente hay que hablar de la pandemia, también hay que distraerse, hay que divertir a la gente, hay que sacarle un poco de la cabeza al hipocondríaco la sensación de que está enfermos, todos tenemos para hacer, todos tenemos para hacer.

¿Se acuerdan cuando yo propuse la lucha contra el hambre, y dije esta no es una lucha de Alberto Fernández, es la lucha de una sociedad que debe avergonzarse de que haya argentinos con hambre, y montón de gente vino ayudar y se sumó? Hay que ver lo que está pasando en Salta con los Wichis, un pueblo virtualmente abandonado por Salta

y como aparecieron inversiones privados para darles agua, silenciosamente lo han hecho. Cuando los argentinos queremos somos un pueblo maravilloso, y la verdad que de eso tenemos que estar orgullosos nosotros, seamos un pueblo maravilloso, cuidémonos quedándonos en casa, haciendo eso vamos a ganar a los otros. A ustedes les agradezco, los felicito, la verdad es que hacen mucho no solamente informando bien sino también divirtiendo a la gente. Los abrazo con el corazón y a la distancia.

PERIODISTA.- Te abrazamos Alberto. Una cuestión personal, no sé si está Dylan por ahí.

PRESIDENTE.- Dylan anda por aquí, pero no está aquí exactamente.

PERIODISTA.- Porque soy muy perrera, muy fanática, sigo la cuenta de Dylan.

PRESIDENTE.- Habrás visto que el otro día se metió en la reunión…

PERIODISTA.- Porque es un perro terrorista. Muchísimas gracias señor Presidente.

 

Fuente: Casa Rosada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: